Kurt Vonnegut

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Kurt Vonnegut

Mensaje por Glauka el Jue Mayo 02, 2013 9:57 am



Kurt Vonnegut Jr. (Indianápolis, 11 de noviembre de 1922 - Nueva York, 11 de abril de 2007) fue un escritor estadounidense, cuyas obras, generalmente adscritas al género de la ciencia ficción, participan también de la sátira y la comedia negra. Es autor de catorce novelas, entre las que destacan Las sirenas de Titán (1959), Matadero cinco (1969) y El desayuno de los campeones (1973).

Biografía

Comienzos

Kurt Vonnegut pertenecía a la cuarta generación de una familia de inmigrantes alemanes en Indianápolis. Durante su época de estudiante en la Shortridge High School de su localidad natal, trabajó en el primer diario publicado por una escuela secundaria, The Daily Echo. Durante un tiempo estudió en la Universidad Butler, pero abandonó los estudios cuando uno de sus profesores le dijo que sus relatos no eran lo bastante buenos. Entre 1941 y 1942 asistió a clases en la Universidad de Cornell, donde trabajó como ayudante de director editorial y editor asociado para el periódico de los estudiantes, el Cornell Daily Sun. Allí estudió bioquímica. Durante su estancia en Cornell, fue miembro de la hermandad Delta Upsilon, como lo había sido su padre. Sin embargo, a menudo habló de su trabajo en The Sun como lo único verdaderamente grato de su estancia en Cornell. Ingresó en el Instituto de Tecnología Carnegie (hoy Universidad Carnegie Mellon) en 1943. Sólo permaneció allí un breve período, ya que poco después se alistó en el ejército, para tomar parte en la Segunda Guerra Mundial. El 14 de mayo de 1944, Día de la Madre, se suicidó su madre, Edith Lieber Vonnegut.

La Segunda Guerra Mundial y el bombardeo de Dresde

La experiencia de Vonnegut como soldado, y luego como prisionero de guerra, durante la Segunda Guerra Mundial, tuvo una gran influencia en su obra posterior. Formando parte de una avanzadilla de la 106 División de Infantería de los Estados Unidos, durante la Batalla de las Ardenas, quedó aislado de su batallón y vagó solitario tras las líneas enemigas durante varios días hasta que fue capturado por tropas alemanas el 14 de diciembre de 1944. Como prisionero de guerra, vivió en primera persona las consecuencias del bombardeo de Dresde, que tuvo lugar entre el 13 y el 15 de febrero de 1945 y que destruyó la mayor parte de la ciudad alemana. Vonnegut fue uno de los siete prisioneros de guerra estadounidenses que logaron sobrevivir en Dresde, en un sótano destinado a empaquetar carne, llamado Matadero Cinco. "Una destrucción completa," recordaría más tarde. "Una matanza inconcebible." Los nazis lo pusieron a trabajar apilando cuerpos para enterrarlos en fosas comunes pero, según explica Vonnegut, "había demasiados cuerpos que enterrar, así que los nazis prefirieron enviar a unos tipos con lanzallamas. Todos esos restos de víctimas civiles fueron reducidos a cenizas."

Esta terrible experiencia constituye la base de su obra más conocida, Matadero Cinco, y aparece como tema recurrente en al menos otros seis libros suyos.

Fue liberado por tropas soviéticas en mayo de 1945. Tras su regreso a los Estados Unidos, fue recompensado con un "Corazón Púrpura" por lo que él denominó "una herida absurda e insignificante".

Carrera literaria

Al término del conflicto, Vonnegut estudió Antropología en la Universidad de Chicago, y trabajó también como reportero policial en el City News Bureau of Chicago. En 1946, la Facultad de Antropología reprobó su tesis, titulada On the Fluctuations between Good and Evil in Simple Tales. Más adelante aceptaron su novela, Cuna de gato, y le concedieron el título. Abandonó Chicago para trabajar en Schenectady, en el estado de Nueva York, en el departamento de relaciones públicas de la empresa General Electric. El autor atribuyó su estilo, libre de adornos, a este trabajo.

En 1950 publicó su primer relato, titulado Report on the Barnhouse Effect en la revista Collier's Weekly. A punto de abandonar la escritura, recibió la oferta de un empleo en el taller de escritores de la Universidad de Iowa. Su primera novela, La pianola, de 1952, es una distopía que describe un mundo en el que los humanos han sido sustituidos por máquinas. Más adelante publicó Las sirenas de Titán (1959) y Cuna de gato (1963), que se convirtió en un best-seller.

Durante la década de los 60 publicó cuatro novelas, en las cuales se registra un fuerte cambio formal y conceptual de su obra, hasta publicar Matadero cinco o La cruzada de los inocentes en 1969, una novela semi-autobiográfica que relata sus experiencias como soldado en el bombardeo de Dresde, experimentalmente estructurada alrededor de viajes en el tiempo. Así se constituyó en uno de los críticos más feroces de la sociedad contemporánea, aludiendo a la guerra, la destrucción del medio ambiente y la deshumanización. Expresó estos temas a través de la ciencia ficción, mezclándola con un humor ácido e hilarante. Sus personajes, parte importante del universo narrativo de Vonnegut, salen en distintas novelas.

Matadero cinco es hoy considerada una de las obras más importantes de la literatura estadounidense del siglo XX, que aparece en las listas de la revista Time y de la Modern Library.

Continuó experimentando en El desayuno de los campeones (1973), uno de sus mayores best-seller, una novela que contiene muchas ilustraciones bosquejadas, y en la que aparece el autor como deus ex machina. En clave de estilo, El desayuno de campeones es quizá su obra maestra, simplista pero profundo y, a través de altos niveles de humor, cinismo e ironía, particularmente crítico y agudo en su visión del mundo y la cultura norteamericana.

Con el lanzamiento de Timequake en 1997, Vonnegut anunció su retirada del campo de la ficción. Continuó escribiendo para la revista In These Times (En estos tiempos), en la que era editor. Contribuía con ensayos de política estadounidense o con notas de simple observación. En el 2005 se reunieron muchos de sus ensayos en su último libro, también un best-seller, Un hombre sin patria.

Entre sus referentes literarios está desde luego la ciencia-ficción estadounidense. De hecho uno de sus personajes recurrentes, Kilgore Trout, escritor aficionado de ciencia-ficción, es un trasunto de todo un clásico del género, Theodore Sturgeon. Otras influencias vienen de H.L. Mencken, Hunter S. Thompson, Louis-Ferdinand Céline y un amigo de Vonnegut, Joseph Heller.

Vida privada y fallecimiento

Se casó con Jane Marie Cox, con la que había coincidido en el parvulario, poco después de su regreso a Estados Unidos tras la Segunda Guerra Mundial. El matrimonio se separó en 1970. Aunque no se divorciaron hasta 1979, desde 1970 Vonnegut vivió con la mujer que más tarde se convertiría en su segunda esposa, Jill Krementz.

Vonnegut tuvo tres hijos biológicos con su primera esposa. Además, adoptó a los tres hijos de su hermana Alice cuando esta murió de cáncer, y a otra niña, Lily. Dos de sus hijos, Mark y Edith Vonnegut, han alcanzado celebridad.

Falleció en 2007, a la edad de 84 años, tras sufrir una caída en su domicilio de Manhattan, Nueva York, que le causó una lesión cerebral irreversible.

Obra

Novelas
La pianola (Player Piano, 1952).
Las sirenas de Titán11 (The Sirens of Titan, 1959).
Madre Noche (Mother Night, 1961)
Cuna de gato (Cat's Cradle, 1963).
Dios le bendiga, Mr. Rosewater (God Bless You, Mr. Rosewater, o Pearls Before Swine, 1965)
Matadero cinco o La cruzada de los inocentes (Slaughterhouse-Five, o The Children's Crusade, 1969).
El desayuno de los campeones (Breakfast of Champions, o Goodbye, Blue Monday, 1973)
Payasadas o ¡Nunca más solo! (Slapstick or Lonesome No More) (1976)
Pájaro de celda (Jailbird, 1979)
Buena puntería / El francotirador (Deadeye Dick) (1982)
Galápagos12 (1985)
Barbazul (Bluebeard, 1987).
Birlibirloque (Hocus Pocus, 1990)
Timequake (1997)
Un hombre sin patria (2005)

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Kurt_Vonnegut


Última edición por Glauka el Dom Mayo 26, 2013 8:32 am, editado 1 vez

_________________
Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor a los libros.  Adolfo Bioy Casares



Recuento 2014
Recuento literario 2015
Recuento de cine 2014
Recuento de cine 2015
avatar
Glauka

Mensajes : 6964
Fecha de inscripción : 11/03/2011
Localización : En la isla

Volver arriba Ir abajo

Re: Kurt Vonnegut

Mensaje por Glauka el Jue Mayo 02, 2013 9:58 am

Me pareció que sería interesante abrir hilo de la biografía de Kurt Vonnegut, ya que su novela, Matadero cinco, de la que estamos haciendo club de lectura, refleja un episodio de su vida que lo marcó irremediablemente.

_________________
Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor a los libros.  Adolfo Bioy Casares



Recuento 2014
Recuento literario 2015
Recuento de cine 2014
Recuento de cine 2015
avatar
Glauka

Mensajes : 6964
Fecha de inscripción : 11/03/2011
Localización : En la isla

Volver arriba Ir abajo

Re: Kurt Vonnegut

Mensaje por Shalott el Vie Mayo 03, 2013 8:32 am

Os pego la introducción de Madre Noche. En este texto Vonnegut habla de su experiencia con los nazis y con la guerra.



Introducción
Esta es la única de mis narraciones cuya moraleja conozco. No creo que sea una moraleja extraordinaria. Sólo que, en esta ocasión, sé cuál es: somos lo que pretendemos ser, así que debemos tener cuidado con lo que pretendemos ser.
Mi experiencia personal con las monadas que hicieron los nazis fue siempre escasa. Durante la década del treinta y allá en mi ciudad natal, en Indianápolis, hubo algunos despreciables y activos fascistas norteamericanos. Recuerdo que alguien me pasó una vez cierto ejemplar de Los protocolos de los ancianos de Sión; se suponía que ese libro configuraba el plan secreto de los judíos para dominar el mundo. Y también recuerdo alguno que otro comentario jocoso acerca del problema de mi tía, que se había casado con un alemán alemán y había tenido que escribir a Indianápolis para obtener pruebas de que no tenía una sola gota de sangre judía. El alcalde de Indianápolis la conocía desde los años de secundaria y las clases de baile, de modo que se divirtió en grande adhiriendo cintas y estampando sellos oficiales en todos los documentos que los alemanes requerían; con todo aquello encima, los papeles de mi tía parecían tratados de paz del siglo XVIII.
Poco después estalló la guerra. Tomé parte en ella y me hicieron prisionero. Por consiguiente, tuve ocasión de ver algo de Alemania, desde dentro, mientras la lucha proseguía. Como era soldado raso –explorador del batallón, por más señas– tuve que trabajar para subsistir, de acuerdo con los términos de la Convención de Ginebra. Lo cual, bien mirado, me hizo más bien que mal. No permanecí todo el tiempo en la prisión, situada en algún lugar de la campiña. Tuve oportunidad de viajar a una ciudad, Dresde, y de observar a su gente y lo que hacían.
Nuestro grupo particular de trabajo contaba con unos cien hombres, y nos emplearon en una fábrica, como asalariados. La fábrica producía una especie de jarabe malteado, enriquecido con vitaminas, para el consumo de mujeres embarazadas. Sabía a miel mezclada con humo de nogal. Era agradable. Me gustaría probar un poco ahora mismo. Y la ciudad era hermosa, ornamentada en extremo, como París, y respetada por la guerra. Se suponía que era una ciudad «abierta», es decir, una ciudad que no podían atacar porque no mantenía industrias bélicas ni concentraciones de tropas.
Pero en la noche del 13 de febrero de 1945, aviones norteamericanos y británicos arrojaron explosivos de alto poder sobre Dresde. En el momento en que escribo esto han transcurrido unos veintiún años desde aquel bombardeo. Las bombas no perseguían objetivos concretos. Se esperaba crear con ellas una enorme conflagración que obligara a los bomberos de la ciudad a guarecerse en los refugios subterráneos.
Y con esa idea se arrojaron cientos de miles de bombas incendiarias, sobre todo lo que era combustible. Después se arrojaron más bombas para mantener a los bomberos en sus agujeros, y todos los focos de incendio crecieron, se unieron, se convirtieron en una gigantesca llamarada apocalíptica. ¡Imagínenselo! Una tempestad de fuego. Entre paréntesis, fue la matanza más grande de la historia europea. ¿Y qué hay con eso?
No llegamos a contemplar la tempestad ígnea. Nos hallábamos en un frigorífico situado bajo un matadero, acompañados por nuestros seis guardianes y por hileras e hileras de cadáveres de vacas, cerdos, caballos y ovejas, ya troceados para el consumo. Oíamos las bombas allá arriba. De cuando en cuando nos caía encima una llovizna de yeso y cal. Si hubiéramos subido a echar un vistazo, nos habríamos convertido en esos productos característicos de los incendios masivos: pedazos de materia parecidos a leños chamuscados, de sesenta o noventa centímetros de largo; seres humanos ridículamente diminutos o, si lo prefieren, gigantescas cigarras fritas.
La fábrica de jarabe malteado había desaparecido. Había desaparecido todo, excepto los refugios antiaéreos, donde 135.000 Hánseles y Grételes habían quedado horneados como bizcochos de jengibre. Nos asignaron la tarea de mineros de cadáveres, con la misión de romper los refugios y extraer los cuerpos. Y pude ver entonces muchos tipos de alemanes, de todas las edades, tal como los había sorprendido la muerte; por lo general, con objetos de valor en el regazo. A veces los familiares de las víctimas se acercaban a contemplar nuestras excavaciones. También ellos resultaban interesantes.
Bien. Es suficiente en cuanto a los nazis y a mí.
Si hubiese nacido en Alemania, supongo que habría sido nazi, habría liquidado a judíos y gitanos y polacos, habría dejado botas sobresaliendo de montículos de nieve y me habría reconfortado con mis propias entrañas, secretamente virtuosas. Así suele suceder.
Pero hay otra clara moraleja en este cuento, ahora que lo pienso: Cuando uno está muerto, está muerto.
Y todavía se me ocurre una tercera moraleja: Hagan el amor cuando puedan. Les sentará muy bien.

Iowa, 1966.

_________________
"He encontrado un motivo para luchar y vivir. Eso me hace más peligroso. He encontrado algo que es para mí como una religión. Como aprender a respirar otra vez. Sentir en la piel la caricia del sol, dejar que el sol trabaje en uno, escuchar música, leer un libro."
Crónicas marcianas - Ray Bradbury
avatar
Shalott

Mensajes : 3091
Fecha de inscripción : 29/07/2011
Localización : Zgz

Volver arriba Ir abajo

Re: Kurt Vonnegut

Mensaje por Glauka el Vie Mayo 03, 2013 9:42 am

Menuda experiencia tiene que ser un bombardeo y en general, una guerra, no quiero ni imaginarlo, ha de ser terrible. Parece que Kurt Vonnegut quedó marcado por ello (¿y quién no?) y la mejor forma que tenía de superarlo fue escribir un libro.

_________________
Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor a los libros.  Adolfo Bioy Casares



Recuento 2014
Recuento literario 2015
Recuento de cine 2014
Recuento de cine 2015
avatar
Glauka

Mensajes : 6964
Fecha de inscripción : 11/03/2011
Localización : En la isla

Volver arriba Ir abajo

Re: Kurt Vonnegut

Mensaje por alberto el Sáb Mayo 04, 2013 1:34 pm

Me esta gustando este autor presentado por Shalott y creo que leeré algo mas suyo, ademas como pasa con muchos libros estoy aprendiendo y buscando mas información adicional (Desconocía el bombardeo de Dresde Embarassed Que incultura la mía, así que a gloogear se a dicho).

Dresde tras el bombardeo vista desde lo alto de la torre del ayuntamiento. Famosa foto de Richard Peter.
avatar
alberto

Mensajes : 1096
Fecha de inscripción : 14/03/2011
Localización : Madrid, España.

http://librodeldesvariohumano.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Kurt Vonnegut

Mensaje por alberto el Sáb Mayo 04, 2013 1:51 pm

Sólo hay una única persona de todo el planeta que ha extraido algún beneficio (del bombardeo). Yo soy esa persona. Escribí este libro, que me hizo ganar mucho dinero y forjó mi reputación tal y como es. De una manera u otra, he obtenido uno o dos dólares por cada muerto. KURT CONNEGUT


Última edición por alberto el Mar Mayo 07, 2013 4:34 pm, editado 1 vez
avatar
alberto

Mensajes : 1096
Fecha de inscripción : 14/03/2011
Localización : Madrid, España.

http://librodeldesvariohumano.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Kurt Vonnegut

Mensaje por Glauka el Dom Mayo 05, 2013 7:54 am

Es impresionante esa foto, y la frase de Vonnegut también.

_________________
Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor a los libros.  Adolfo Bioy Casares



Recuento 2014
Recuento literario 2015
Recuento de cine 2014
Recuento de cine 2015
avatar
Glauka

Mensajes : 6964
Fecha de inscripción : 11/03/2011
Localización : En la isla

Volver arriba Ir abajo

Re: Kurt Vonnegut

Mensaje por Shalott el Dom Mayo 05, 2013 12:59 pm

Es tremenda esa foto! Y la frase, va en la línea del autor, un toque triste y un toque un poco humorístico.

Yo, a parte de Matadero Cinco, sólo he leído Madre Noche. Merece la pena porque trata también de la Segunda Guerra Muncial y el protagonista, como ua comenté en el hilo de Matadero, aparece en esa novela. Pero no es tan buena la novela, eso hay que tenerlo en cuenta.

Quiero leer Cuna de gato, Galápagos y Desayuno de campeones. Creo que son las novelas más famosas del autor, aunque he leído críticas para todos los gustos.

_________________
"He encontrado un motivo para luchar y vivir. Eso me hace más peligroso. He encontrado algo que es para mí como una religión. Como aprender a respirar otra vez. Sentir en la piel la caricia del sol, dejar que el sol trabaje en uno, escuchar música, leer un libro."
Crónicas marcianas - Ray Bradbury
avatar
Shalott

Mensajes : 3091
Fecha de inscripción : 29/07/2011
Localización : Zgz

Volver arriba Ir abajo

Re: Kurt Vonnegut

Mensaje por alberto el Mar Mayo 07, 2013 4:38 pm

A mi me ha llamado la atencion Las sirenas de Titan que por lo visto tambien trata de Tralfamadore y viajes en el tiempo.
Tambien puede estar bien Pajaro de celda.
avatar
alberto

Mensajes : 1096
Fecha de inscripción : 14/03/2011
Localización : Madrid, España.

http://librodeldesvariohumano.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Kurt Vonnegut

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.